Primeros Comienzos

La Historia del Hotel Pacífico nace entre un grupo de españoles y sus hijos, quienes decidireron, en un asado en el centro LUCENSE, tratar de unir sus pequeños ahorros en un hotel alojamiento que en ese momento parecia buen negocio.

Luego de una insistente búsqueda encontraron uno que aun estaba en edificación y que sus dueños deseaban vender pues no contaban con el dinero para seguir la obra.

Con gran esfuerzo y un número de 20 socios, se formó la firma Hotelsa s.a.c., que inmediatamente comenzó a trabajar en la finalización del hotel.

El hotel fue creciendo gracias al incansable trabajo de todos y su colaboración en todo lo que fuera posible.

Años Siguientes

Con el correr de los años se pensó que, dada la ubicación estratégica del hotel, en medio del centro comercial de la ciudad, era más beneficioso transformarlo en un hotel de pasajeros.

Se comenzaron a realizar las modificaciones necesarias, desde las habitaciones pasando por la entrada, el restaurante, la cocina, etc.

En la Actualidad

Hoy en día el Hotel Pacífico guarda en su interior la calidez y amor de ese grupo de españoles trabajando para brindar día a día el mejor servicio.

Nuestro orgullo es poder decir que muchos clientes vienen hoy con sus hijos cuando hace muchos años venían con sus padres. Muchos de ellos, en sus adolescencias, habían sido enviados por sus padres para estudiar en la facultad con la tranquilidad de saber que la familia que integraba el hotel, al igual que hoy en día, vigilaba y controlaba en aquel entonces a esos jóvenes en aquellos momentos especiales en que se encontraban alejados de sus familias.

Hoy sólo quedan unos pocos socios de aquella época, pero igaul algunos hijos conservan las acciones como pequeño recuerdo de las grandes privaciones que pasaron sus padres para pagar un porcentaje muy pequeño pero no menos importante.

El Hotel Pacífico es un reflejo de cómo se construyó la Argentina hace muchos años, con españoles e italianos que llegaban de una Europa desvastada por la guerra para formar su futuro en esta tierra que se encontraba llena de oportunidades.

Hoy sus nietos abandonan todo lo que ellos construyeron para volver a partir hacia otros rumbos en busca como sus abuelos de una mejor vida para ellos y sus hijos tal vez es la eterna vuelta de la historia. Sólo esperamos que esta argentina nunca salga de sus corazones.

Así nos definimos...
Un hotel para sentirse cerca cuando estamos lejos de casa.